Cinco razones para amar a Alba Flores, Nairobi en ‘La casa de papel’

Ha enamorado a medio mundo gracias su personaje en la serie de Netflix, pero… ¿cuántas cosas sabéis de esta actriz de raza? Detrás de la atracadora más carismática de la banda de el Profesor se esconde una personalidad arrolladora.

Aún nos hemos recuperado de la muerte de Nairobi en la cuarta temporada de ‘La casa de papel’, pero la imagen de Alba Flores con el mono rojo es ya un icono televisivo. La producción creada por Álex Pina ha colocado a la actriz en la cima del éxito, pues se ha emitido a nivel internacional consiguiendo unos índices a audiencia brutales. Quizá los seguidores más jóvenes de las andanzas de la banda del Profesor la hayan descubierto gracias a este serie (sin olvidarnos de ‘Vis a vis’) y no conozcan a fondo el background personal y profesional de esta intérprete de raza. Aún tendremos que esperar un poco para volver a verla en ‘El Oasis’, la secuela de ‘Vis a vis’, en la que participa. Para mitigar la espera, haremos un repaso de los cinco puntos que hacen de ella una estrella que merece no perder de vista.

@lacasadepapel

1-Proviene de una gran saga de artistas. Es nieta de la gran Lola Flores, un referente del flamenco en nuestro país. Alba la llamaba Ole,ole, porque es eso lo que le decía La Faraona cuando la veía en la cuna. De su abuela ha heredado esa fuerza en la mirada y esa belleza racial que también comparte con su padre, el gran Antonio Flores. El cantante falleció trágicamente cuando la actriz solo tenía ocho años, pero dejó para la eternidad el tema que compuso cuando Alba nació. “Tan bonita, tan morena, tan gitana como era, la flor que siempre quise en mi jardín”, así la definía el artista.

Con él, la actriz comparte los rasgos físicos y ese carisma que hipnotiza. Alba también canta, pero en la intimidad; ella ha preferido la interpretación, donde tiene referentes familiares: su tía Lolita, su prima Elena Furiase (‘El Internado’), y en menor medida Rosario. El arte le viene de casta y Alba prosigue la saga.

2-Una estrella poco mediática. Sencilla, natural y celosa de su vida privada, la actriz se ha desmarcado totalmente de la tendencia familiar de estar vinculada al mundo del corazón. Durante décadas, el clan ha ocupado portadas y portadas de las revistas, pero Alba se prodiga muy poco en los medios; solo por cuestiones de trabajo. No la hemos visto con el clan en ningún photocall, ni en actos públicos… Gran parte de la responsabilidad de que la actiz haya crecido a espaldas del escaparate mediático ha sido su madre, Ana Villa, que siempre la ha protegido y empujado a alcanzar sus sueños.

3-Feminista. Ya lo decía Nairobi en una de las escenas de ‘La casa de papel’: “Empieza el matriarcado”… Y en un matriarcado ha vivido siempre. “He tenido la suerte de crecer en una familia de mujeres en la que no ha habido ninguna figura masculina violenta ni autoritaria. La mía ha sido una familia muy, muy, muy libre, de mujeres muy emancipadas”, confesaba en una entrevista para SModa. Alba Flores habla de sus ideales sin tapujos: “El feminismo es una realidad irrefrenable. Las mujeres nos miramos por la calle, nos protegemos, hay sororidad”. Tiene una conciencia política muy marcada, que la hace diferente en el clan: “Soy un verso suelto de los Flores y sé que mi forma de vivir y de pensar ha sido un reto para ellos”.

4-Pasa de Hollywood. Al menos de momento… Lo tiene muy claro, no le da ninguna envidia el salto a la Meca del Cine de compañeras de profesión como Penélope Cruz. Estuvo una temporada en Estados Unidos, pero no le gustó la manera de trabajar, el ritmo de vida , ni esa presión por triunfar que allí impera. El éxito mundial de ‘La casa de papel’ le ha confirmado algo que ya sabía: “Esa visión de que lo bueno era Hollywood ha caducado. En España se hacen cosas muy potentes”.

5- Un estilo personal. El traje es su prenda fetiche para los actos públicos y las alfombras rojas. Un estilo dandi que tampoco abandona en su vida diaria: vaqueros, pantalón de corte culotte, camisas masculinas, blazer, zapatos planos… Estos son sus básicos. A Alba le gusta tanto el negro, como los colores pastel como este que lució en una de las presentaciones de la serie.

Por todo esto y mucho más adoramos a Alba Flores, cuya pasión, además de la televisión, es el teatro. Mujer emprendedora, tiene su propios proyecto en las tablas,
La Extraña Compañía. “Hay gente que tiene hijos. Yo tengo mi propia compañía, que es mi criatura”, dice. Su presencia en los escenarios está parada a causa de la pandemia, pero cuando todo esto pase… sus seguidores no deberían perdérsela. porque esta madrileña gana aún más en las distancias cortas.

Publicado por maitetorrente

Periodista, apasionada de la escritura, la moda, la belleza, la literatura, el rock, los tatuajes... Madre de una princesa, trabajadora entusiasta y alma emprendedora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: