Tinder también pasa de fase: manual para principiantes

Después del confinamiento, las aplicaciones para ligar están a tope de power. Si de pronto te han entrado ganas de estrenar la ‘nueva normalidad’ con un romance y te has descargado una, te conviene leer esto.

Tres meses de encierro se han hecho duros para much@s solter@, que han tenido que hablar y abrazarse a la almohada cada noche en soledad. Bueno, todos sabemos que hay quien se ha saltado la norma y ha estado usando Tinder y sucedáneos no solo para chatear, qué conste en acta… Y eso que la aplicación más famosa del universo ligoteo advertía claramente mediante un cartelito que no se podía quedar con nadie en tiempos de COVID 19. Irresponsabilidades aparte, ahora sí, ahora ya hemos superado la etapa más estricta del confinamiento y más de la mitad de España se encuentra en fase 3. ¿Y qué pasa? Pues que las aplicaciones para buscar pareja se han reactivado y están on fire.

Muchos dicen que la pandemia nos ha cambiado, pero… siento decirte soltera de mis entretelas en busca del amor que no lances las campanas al vuelo. La fauna de Tinder, en su mayoría, sigue siendo la misma. No, no hay más solteros ideales que quieran sentar la cabeza, con los que tener largas conversaciones sobre lo divino y lo humano antes de concertar la ansiada cita para luego vivir un romance de película. Salvo algún que otro despistado o un milagro sobrevevenido, tras el confinamiento las reglas de las apps de ligoteo siguen siendo exactamente las mismas. Si te has descargado una ahora que has pasado de fase y eres novata, ahí va un manual para que no te hagas líos. Es importante saber descifrar a golpe de vista el modus operandi de algunos usuarios.

1-La forma de saludar. Algunos empiezan con un simple emoticono, la llamita o la cara babeante (más obvios que un vestido transparente); otros te piropean llamándote sexy, preciosa o calificándote como una chica ‘hot’. Es normal que te sientas halagada sobre todo cuando eres principiante, pero si estabas loca por mirar vestidos en Pronovias mejor abandona la conversación antes de que sea tarde. Tu romeo quiere tema que te quema cuanto antes, sin preámbulos y, la verdad, le importa poco conocer tus aficiones, gustos… Tenlo claro.
2-¿Qué buscas? Otra de las claves para saber que tu interlocutor NO está pensando en encontrar pareja estable. La preguntita del millón suele llegar después de un saludito normal, y mucho cuidado con lo que contestas, porque de eso depende todo. NADA de lo que digas que no sea exactamente: “Pasarlo bien sin compromiso, o sexo esporádico” le convencerá. Él te va a decir que no busca novia, que solo quiere divertirse de buen rollo, pero que nunca se sabe, etc. Tú, si vas de confiada esperando que después de conocerte, cambie de opinión y viváis un romance de telenovela, le seguirás el juego y acabarás llorando cuando no te vuelva a llamar. Haz caso. Si le cuentas claramente que NO buscas encuentros esporádicos en la tercera fase (el título de la película viene al pelo) y que te gustaría encontrar un compañero de viaje, pronto comprobarás que desaparece de tus contactos. ¡Sí, querida, ha deshecho el match y ha empezado una nueva operación de caza! No, no ha sido un error, pasa de largos roneos, no te tortures.
3-El donjuán tramposo. Claro que también los hay que insisten en que ellos no buscan sexo así porque así, te conquistan asegurando que se avergüenzan de esos tíos que te entran a lo loco, sin respeto ninguno, bla bla bla bla… Juran que son diferentes, te dan coba, te preguntan por tu vida, tus aficiones y tu familia y poco a poco te van (o te vas) envolviendo en un clima de romance de cuento. ¡Pardilla! Llegados a este punto pueden pasar dos cosas: una, que te invite a su casa aunque no es conozcáis de nada, o que acepte quedar fuera para tomar algo. El resultado va a ser el mismo casi con toda seguridad: habrá pasión y luego hará un ghosting en toda regla. Vamos, que desaparecerá. Y no le encontrarás explicación porque todo había ido genial, sonaba musiquita en tu cabeza, te miraba de esa manera tan especial… No hay muchas vueltas que darle, te has montado tu propia película en varias entregas cuando él solo iba a protagonizar un cortometraje y chimpún.
4-Del Tinder al whatsapp. Lo normal después de chatear un poco por la app es hacerlo de un modo más directo. ¡Error! Advertida quedas si intercambias el whatsapp con un donjuán de Aliexpress. Te empezará a decir que por qué no le mandas una fotito, tú que eres una incauta le enviarás tu mejor imagen llena de filtros de Instagram, con ropa por supuesto, él te dirá que no, que quiere una más sensual… Y en cuanto te des cuenta aparecerá una foto de su miembro viril erecto en tu teléfono. Así sin previo aviso. Quizá pienses, ¿en qué momento se le ha ocurrido que era una buena idea? Pues ellos piensan que SÍ lo es, probablemente porque les funcione en ocasiones, así que si le das tu número a varios candidatos corres el peligro de acabar con una galería de penes sin rostro en la memoria del móvil. Es lo que hay.
5-La cita ¿perfecta? ¡Bingo! Has tenido unos días de chateo perfectos, el chico es un amor, no te ha hecho proposiciones calentorras a la primera de cambio y quedáis en una terraza (con mascarilla) para tomar algo. Es guapo, majísimo, y al final una cosa lleva a la otra y acabáis dándole al kamasutra. Estás es una nube, te lo has llevado a tu casa, se ha quedado a desayunar (eso ya es un milagro) y parece claro que SÍ, que os vais a ir conociendo poco a poco. Llega la hora de la despedida y él te da un beso y te dice: “Gracias por todo. Ya hablamos”. Fin del sueño. Baja de la nube, no te va a llamar, al menos no en unos cuantos días y no será para intentar entablar una relación seria contigo poco a poco. Si le escribes, te va a contestar de manera lacónica y quizá el mes que viene si no ha encontrado nada mejor que hacer te vuelva a proponer quedar, pero de romance NADA. Y también es muy posible que NO te conteste e incluso que te bloquee. No es nada personal, reina, tenlo en cuenta…

Después de todo esto, sé lo que vais a decir, que tu amiga o la amiga de tu amiga se casó con uno que conoció en Tinder, etc. Sí, esas cosas pasan de vez en cuando, así que bueno quizá tengas suerte y encuentres la maldita aguja esa que alguien perdió en un pajar. Visto lo visto, lo mejor es usar las aplicaciones de ligar con cabeza, sentido del humor y sin demasiadas expectativas. Diviértete, conoce gente, date un revolcón, pero no expongas tu corazoncito a la primera de cambio. El uso abusivo de estas herramientas del infierno, como yo las llamo, pueden traer consecuencias negativas para tu estado anímico. La psicóloga Belén Picado así me lo explicaba en un reciente reportaje que hice en la revista Cuore: “El uso compulsivo de estas herramientas es más habitual en personas con baja autoestima, que, ante repetidas decepciones, en vez de dejar de utilizar la app, siguen insistiendo con la esperanza de que la siguiente cita sea la definitiva”. ¿Por qué es tan difícil encontrar pareja en Tinder y otras aplicaciones? “Hay un debilitamiento de los vínculos afectivos. La ilusión de tener tanto donde elegir hace que numerosos usuarios no sean capaces de crear un compromiso o no duden en poner fin a cualquier relación por el temor a equivocarse habiendo tanto donde escoger. Estas mismas personas seguirán alimentando su autoestima a base de matches y se convertirán en eternas buscadoras”, aquí tienes la explicación de la profesional. Vamos, que no eres tú la culpable, es el sistema…

Publicado por maitetorrente

Periodista, apasionada de la escritura, la moda, la belleza, la literatura, el rock, los tatuajes... Madre de una princesa, trabajadora entusiasta y alma emprendedora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: